18 de Septiembre de 2018

México

En la política fue Reyna; en el crimen, un caballero... templario

Inició su carrera política a los 22 años de edad, 40 años después ya era gobernador, hoy está acusado de pertenecer al crimen organizado.

Claroscuros de un exgobernador: Jesús Reyna lo tuvo todo y ahora no tienen nada, tan sólo la esperanza de que el juez no le dicte formal prisión. (revoluciontrespuntocero/Gustavo Aguado)
Claroscuros de un exgobernador: Jesús Reyna lo tuvo todo y ahora no tienen nada, tan sólo la esperanza de que el juez no le dicte formal prisión. (revoluciontrespuntocero/Gustavo Aguado)
Compartir en Facebook En la política fue Reyna; en el crimen, un caballero... templarioCompartir en Twiiter En la política fue Reyna; en el crimen, un caballero... templario

Agencias
MÉXICO, DF.- A los 62 años José Jesús Reyna García fue detenido y arraigado por la Procuraduría General de la República: fue acusado de tener "posibles contactos" con Los Caballeros Templarios.

Reyna García nació el 22 de febrero de 1952 en Huetamo, Michoacán, y estudió derecho en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Su carrera política, según registros, la inició cuando tenía 22 años. Ocupó por cuatro años (1974 a 1978) el cargo de secretario particular del gobernador de Michoacán, Carlos Torres Manzo.

Su siguiente salto fue a la Procuraduría General de Justicia del Estado como subprocurador, y tiempo después fue procurador.

También tuvo cargos en el Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Sociales del PRI, en la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos y en la Compañía Nacional de Subsistencias Populares (Conasupo). En 1994 fue secretario general de Gobierno.

Reyna García fue dos veces diputado federal por el PRI: la primera ocasión fue en el 2000 por el 11 distrito electoral federal de Michoacán a la 58 Legislatura. (Al mismo tiempo era presidente estatal del PRI).

En abril de 2013, Reyna fue nombrado gobernador interino de Michoacán por un periodo de 90 días 

En 2006 se desempeñó por segunda ocasión como diputado plurinominal de la 60 Legislatura. En 2007 se registró como candidato del PRI para el gobierno de Michoacán, pero perdió ante el perredista Leonel Godoy Rangel.

Cuando el PRI retomó el poder en esa entidad al frente del gobernador Fausto Vallejo, éste lo nombró secretario general de Gobierno.

En abril del año pasado fue nombrado gobernador interino de Michoacán, debido a que Vallejo pidió licencia por un periodo de 90 días para atender sus problemas de salud. El 23 de octubre de 2013 el Congreso estatal oficializó la reincorporación de Vallejo como gobernador.

El sábado 5 de abril el gobernador Fausto Vallejo separó del cargo de secretario de Gobierno a Jesús Reyna, luego de que fuera arraigado por la PGR.

Reyna fue acusado de reunirse dos veces con líderes templarios en Tumbiscatío, en 2011, según un informe del entonces secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Elías Álvarez Hernández.

En las reuniones, según el documento, estuvieron presentes los líderes templarios Nazario Moreno, El Chayo, y Servando Gómez, La Tuta. El primero murió en un enfrentamiento con fuerzas federales en el municipio de Tumbiscatío, Michoacán; el segundo, aún prófugo. 

Quien también se sumó a las acusaciones contra el político fue el líder de las autodefensas, José Manuel Mireles, quien en 2013 acusó a Reyna de pertenecer a Los Caballeros Templarios.

Reyna fue acusado de reunirse dos veces con líderes templarios en Tumbiscatío, en 2011

"El gobernador interino es uno de los templarios, muchos de los presidentes municipales y de los cuerpos de la Policía Municipal en el estado y los Ministerios Públicos son parte del crimen organizado", dijo Mireles.

Las revelaciones hechas ayer por Jesús Murillo Karam ponen en evidencia hasta qué punto el narcotráfico ha penetrado los distintos niveles de gobierno en algunas partes del país.

El procurador General de la República balconeó las reuniones de Jesús Reyna con Servando Gómez, La Tuta, líder de Los Caballeros Templarios, y con otros prominentes narcotraficantes.

“Podemos tener la certeza de reuniones de esta persona, estamos hablando de Reyna, con líderes, diría yo, que hasta con el líder más importante de las organizaciones que operan ahí”, dijo a los reporteros de la fuente.

El asunto es mayúsculo. Reyna es del PRI. Eso anula el argumento, muy usual en el sexenio anterior, de que las acusaciones son un escándalo con claro sesgo político.

Jesús no sólo era secretario de Gobierno cuando fue detenido por presuntos vínculos con el crimen organizado, sino que fue gobernador interino de Michoacán el tiempo que Fausto Vallejo pidió licencia para realizarse un transplante de hígado: seis meses.

No es un caso extraordinario. A otro exgobernador del PRI, el tamaulipeco Tomás Yarrington, lo busca la Interpol en 190 países por presuntos vínculos con el crimen organizado.

Estados Unidos pidió recientemente su extradición por lavado de dinero, según el cotidiano Brownsville Herald.

Yarrington fue precandidato del tricolor a la Presidencia de la República en los tiempos del Tucom (Todos Unidos Contra Madrazo), allá por 2005.

(Con información de Milenio Digital y excelsior.com.mx)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios