18 de Septiembre de 2018

México

Inquietan dudas sobre asesinato de Gregorio Jiménez

La familia del periodista exige el esclarecimiento del crimen las autoridades, que insisten que se trató de una venganza personal.

La viuda del periodista exigió al gobierno protección para la familia. (Excélsior)
La viuda del periodista exigió al gobierno protección para la familia. (Excélsior)
Compartir en Facebook Inquietan dudas sobre asesinato de Gregorio JiménezCompartir en Twiiter Inquietan dudas sobre asesinato de Gregorio Jiménez

Agencias
COATZACOALCOS, Veracruz.- El reportero Gregorio Jiménez de la Cruz fue enterrado el miércoles en el panteón de Villa Allende, en el municipio de Coatzacoalcos, con la exigencia de "justicia", y de que detengan a otros dos miembros que participaron en el plagio y asesinato del periodista.

El cuerpo del reportero de sucesos policiados, secuestrado el 5 de febrero, fue despedido bajo el rito cristiano, con cánticos y en compañía de su esposa Carmela Hernández Osorio, sus siete hijos, y 10 nietos.

Sandy Bell, Luis Alberto, y Suemy, hijos mayores del periodista, aseguraron que su padre fue asesinado por publicar que en el bar 'El Palmar', cuya dueña es Teresa de Jesús Hernández Cruz, se han denunciado secuestros de migrantes, indicó Milenio.

Este miércoles fue detenido un sujeto más vinculado al asesinato del periodista; ya suman seis

Carmela comentó que tres meses atrás denunciaron ante las autoridades judiciales las amenazas realizadas por Teresa de Jesús Hernández, pero no recibió ningún tipo de restricción o amonestación. Después Teresa fue con la familia de Gregorio y les gritó que "se la iban a pagar".

La esposa de Goyo, como sus compañeros le decían, dijo que el gobierno de Veracruz ha intentado desviar la atención diciendo que se trató de un pleito vecinal, cuando en realidad fue asesinado por su trabajo periodístico.

Agregó que antes de que el gobierno estatal ofreciera una conferencia de prensa sobre Gregorio, las autoridades le dijeron que su esposo había sido encontrado vivo. Después informaron a la opinión pública que fue hallado muerto en una fosa clandestina con otros dos cuerpos en el municipio de Las Choapas.

El descubrimiento sembró duda en la versión del gobierno que aseguró que una venganza personal es el motivo principal del asesinato. Las declaraciones de funcionarios indignaron al gremio que acusa a las autoridades de apresurar las investigaciones para concluir que los motivos de crímenes contra periodistas son problemas personales.

Investigaba secuestro

El cuerpo del periodista fue hallado en una fosa junto a otros dos cadáveres, uno de los cuales fue identificado como Ernesto Ruiz Guillén, un dirigente local de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

El secuestro de Ruiz Guillén estaba siendo investigado por Gregorio Jiménez, según informaron las propias autoridades.

La tercera víctima enterrada en el patio de una casa de seguridad es aparentemente un taxista de la región de Coatzacoalcos, cuyo nombre no ha sido identificado por las autoridades.

Gregorio Hernández, un periodista local colega de Jiménez, informó el miércoles que el reportero asesinado investigaba la desaparición del líder Ruiz Guillén. La vocera del gobierno del estado de Veracruz, Gina Domínguez, reconoció que el reportero había escrito sobre la desaparición del dirigente.

Posible represalia

El cuerpo del periodista fue entregado a la familia el martes alrededor de las 23 horas. A la una de la madrugada de este miércoles comenzó el velorio y terminó a las 15 horas. Después un cortejo fúnebre partió de la casa de Gregorio, situada en la colonia Fonhapo de la localidad de Villa Allende, una zona rural humilde.

El entierro se llevo a cabo a las 16:30 horas después de una ceremonia que hicieron en una pequeña capilla.

"¿Cómo es posible que Dios se lleve a la gente buena? No se lleven a mi papi, va a despertar y abrazarme en cualquier momento", dijeron las hijas de Gregorio, que se aferraban al féretro.

Durante el velorio y el entierro se desplegó un dispositivo de seguridad. Algunos policías se encuentran custodiando en las afueras de la casa del reportero, sobre todo porque el bar 'El Palmar', está ubicado frente a la vivienda que habitaba Gregorio.

Por instrucciones del gobierno de Veracruz, la familia desalojó la vivienda para ser trasladada a un lugar donde serán resguardados ante una posible represalia. La casa de piso de tierra y techo de lámina sólo conserva alguno de los libros que leía el periodista, y su cama.

La viuda exigió protección para toda su familia y rechazó que hayan pretendido comprar su silencio para ya no dar declaraciones.

Las autoridades veracruzanas solo le ofrecieron, aclaró Carmela, que sus cuatro hijos menores de edad seguirían estudiando.

Otro detenido

La noche del miércoles, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) informó que fue capturado Gerardo Contreras Hernández, otro presunto integrante del grupo delincuencial que el pasado 5 de febrero plagió y posteriormente asesinó al reportero.

En un comunicado, la dependencia detalló que como parte de la investigación ministerial Coat4/058/2014, y a partir de la información proporcionada por los individuos detenidos por su participación en estos ilícitos, elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI) detuvieron a Contreras Hernández.

Los otros detenidos son:

  • José Luis Márquez Hernández
  • Santos González Santiago
  • Jesús Antonio Pérez Herrera
  • Juan Manuel Rodríguez Hernández
  • Teresa de Jesús Hernández Cruz

En portada

La casa editorial de Gregorio Jiménez, Notisur le dedicó la portada del miércoles.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios