Sobreviviente a cáncer de mama en Yucatán narra su experiencia

Ana Pech Canul cuenta su experiencia en la lucha contra este padecimiento

|
Sobreviviente del cáncer de mama en Yucatán cuenta su experiencia. (Foto ilustrativa/Redes sociales)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yuc- A ocho años de recibir una de las noticias más duras de su vida, Ana Pech Canul, oriunda del municipio de Hunucmá, es una sobreviviente del cáncer de mama en Yucatán, que dedica gran parte de sus días a colaborar y ayudar a través de la asociación civil Contacto, para que más mujeres se informen sobre dicha enfermedad y se atiendan a tiempo, como ella.

La noticia, recuerda, en entrevista con Novedades Yucatán, fue como un balde de agua fría que la hizo sentir que la vida se le acababa, pero gracias al apoyo de su familia e hija, quien en aquel entonces tenía 11 años de edad, salió adelante y venció a la enfermedad. 

Su cáncer fue diagnosticado a tiempo, en etapa dos; su tratamiento duró aproximadamente cuatro meses durante los cuales recibió cinco sesiones de quimioterapia y 25 radiaciones. 

Debido a un malestar que sentía en su seno izquierdo se palpó y detectó una pequeña bolita, como una canica, por lo que de inmediato acudió al especialista, después de varias consultas médicas y estudios recibió la mala noticia. 

Problema hereditario

Precisó que en su familia hace varios años una tía falleció por cáncer de mama y a su hermana le detectaron un quiste en el seno, pero no fue maligno y fue operada. 

“Como a cualquier mujer cuando le dan la noticia de que tiene cáncer fue un golpe muy duro para mí y para mi familia, pero gracias a ellos que estuvieron apoyándome salí adelante. Cuando me diagnosticaron tenía como 32 años, el camino fue muy difícil porque sientes que la vida se te acaba, solo de escuchar la palabra cáncer te sientes devastada”, explicó. 

Su familia la impulsó

Recordó que se propuso luchar para ganarle la batalla al cáncer de mama porque quería ver crecer a su hija, su motor de vida. 

La parte más difícil fueron las quimioterapias, pues le dijeron que así como pueden salvarle la vida, pueden también acelerar el crecimiento del tumor que le habían detectado en la mama izquierda, que al final se extirpó. 

“Como cualquier enfermedad de este tipo sientes que no quieres vivir, pero lo que a mí me motivó a salir adelante fue mi hija y mi familia, querer verla crecer, yo nunca pensé en ningún momento que la batalla estaba perdida, mi estado de ánimo siempre fue positivo a que era un pequeño dolor de cabeza y que se me iba a pasar”, relató.

 

 

TE PUEDE INTERESAR:

Yucatán: Crece la prevención de mujeres ante el cáncer de mama

Aumentan gravemente los casos de cáncer de mama en Yucatán

Invitan a bazar con fines altruistas en Hogar de Ángeles de Mérida

Cargando siguiente noticia