Mérida: mujer mató a su hijo con una almohada; sufría de bipolaridad y depresión

El esposo de la mujer confirmó que ella estaba bajo tratamiento psiquiátrico debido al trastorno mental que padecía

|
Los hechos ocurrieron la noche del lunes en un predio del fraccionamiento Magnolias. (Novedades Yucatán)
Los hechos ocurrieron la noche del lunes en un predio del fraccionamiento Magnolias. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- La Fiscalía General del Estado confirmó que la muerte de la madre de 44 años y su hijo de tres años, ocurridos la noche del lunes en un predio del fraccionamiento Magnolias Chuburná, se trató de un homicidio-suicidio, derivado de un trastorno mental que la mujer padecía.

E.J., de 48 años de edad, fue quien le confirmó a las autoridades que su esposa padecía trastorno bipolar y depresión, por lo que estaba bajo tratamiento psiquiátrico.

Los hechos ocurrieron poco antes de las 22:00 horas el pasado lunes, cuando E.J. llegó a su casa en la calle 63-A entre 52 y 54 del fraccionamiento Magnolias, y le extrañó que la casa estuviera a oscuras, y la reja cerrada con candado, de modo que comenzó a llamar a su esposa, M.S., de 44 años de edad, para que le abriera.

Al no obtener respuesta el individuo brincó la reja y forzó a puerta de la cocina para ingresar al inmueble para descubrir que su mujer se había ahorcado con una cuerda que ató a un tubo del closet, de modo que la descolgó y la puso en el suelo.

Luego comenzó buscar a su hijo de tres años y lo encontró inconsciente sobre la cama, por lo que lo tomó en brazos y salió de la casa a pedir ayuda.

Los vecinos avisaron de lo ocurrido al número de emergencias 911, por lo que al lugar llegaron ambulancias y patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para atender este incidente.

Los paramédicos solo pudieron confirmar que tanto la madre como su hijo de tres años estaban muertos. La mujer asfixió al menor con una almohada.

Al lugar llegó personal del Ministerio Público y Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado para efectuar el levantamiento de los cadáveres y demás diligencias legales.

Caso de la colonia Lázaro Cárdenas

Cabe recordar que en diciembre de 2019 un hombre que estaba bajo tratamiento de esquizofrenia acuchilló a su bebé de cinco meses.

Este caso ocurrió en un predio de la colonia Lázaro Cárdenas, en el oriente de Mérida, cuando la bebé comenzó a llorar, por lo que el hombre se alteró y tomó un cuchillo con el que lesionó a su propia hija en el abdomen, de tal forma que le provocó expulsión de órganos.

Fue la abuela de la menor quien se dio cuenta de los hechos y llamó a las autoridades, por lo que el hombre fue detenido y la bebé llevada al hospital.

Después de seis meses internada, la menos fue dada de alta el pasado mes de junio.

La bebé estuvo internada primero en el IMSS, luego en el Hospital de la Amistad Corea-México y posteriormente fue llevada al Hospital Regional del Issste, de donde fue dada de alta finalmente, tras seis meses internada recibiendo tratamientos e intervenciones quirúrgicas, aunque se mencionó que tendría que regresar regularmente para ser valorado su estado y evolución.

En tanto, el padre de la menor fue recluido en el Hospital Psiquiátrico “Yucatán” para su tratamiento.