Envían al psiquiátrico a sospechoso de matar a madre y abuela en Mérida

Especialistas determinarán si puede ser sujeto a proceso
|
El doble asesinato sucedió al interior de un predio del fraccionamiento Del Arco. (Novedades Yucatán)
El doble asesinato sucedió al interior de un predio del fraccionamiento Del Arco. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yuc.- El juez Primero de Control de Mérida, Antonio Bonilla Castañeda, suspendió el proceso contra Sergio “N”, presunto asesino de su madre y su abuela, quien fue enviado al Hospital Psiquiátrico “Yucatán” para que especialistas determinen si puede ser sujeto a proceso.

Como informamos, este sujeto es sospechoso de matar a sus parientes este domingo 16 en un predio del fraccionamiento Del Arco.

Lee: Confirman que estrangularon a mujeres asesinadas en fraccionamiento Del Arco en Mérida

El individuo fue presentado este miércoles ante el juez Bonilla Castañeda acusado del delito de portación de armas y amenazas contra servidor público, pues cuando fue detenido, se le encontró en posesión de un cuchillo.

Mientras tanto, la Fiscalía General del Estado (FGE) lleva a cabo la integración de la carpeta de investigación por los homicidios de su madre y su abuela.

Te puede interesar: Mérida: sospechoso de doble homicidio con posible trastorno mental

En la audiencia de este miércoles, el juez calificó de legal el arresto de este individuo y los fiscales le imputaron el delito de portación de armas y amenazas contra servidor público.

El acusado decidió emitir su declaración sobre los hechos y relató que “es perseguido por el FBI, el Ejército y el Gobierno, ya que tiene muchos proyectos que valen millones de dólares, y porque tiene mucha información privilegiada”.

También, señaló que es inocente de los hechos que se le imputan, pero reconoció que estuvo en la escena del crimen y por ello están sus huellas en el lugar, ya que tocó a su madre y a su abuela muertas.

Lee: Estancadas las investigaciones del doble feminicidio en Mérida

Insistió en que no cometió esos crímenes, pues se retiró de la casa del fraccionamiento Del Arco, alrededor de las ocho de la noche, fue a un restaurante en Prolongación Montejo, donde tomó dos cervezas y al regresar a la vivienda halló a su madre y a su abuela muertas, por lo que estuvo llamando a su abogada, pero ésta no le contestó.

Aseveró que posteriormente, decidió ir a su departamento en Circuito Colonias, pero en el trayecto se sentía perseguido, ya que vio a hombres en uniformes que tenían el escudo de México, por lo que supuso que eran federales o del Ejército. 

Por ello,  cuando llegó a su departamento durmió en el techo, pues temía por su seguridad.

También, mencionó que a través de Internet adquirió de un empresa china una gran cantidad de oro de 23 quilates, en un millón de pesos.

Tras escuchar este relato, el juez Bonilla Castañeda leyó un dictamen elaborado por el Hospital Psiquiátrico, a petición de la Fiscalía, en el que manifiesta datos similares y el especialista dijo que el sujeto padece de un síndrome psicótico.

Con base en ello, el juez determinó suspender el procedimiento y enviar al acusado al Hospital Psiquiátrico para que se emita un dictamen que determine si puede ser sujeto a un proceso penal.

Esto es sólo por los delitos de portación de armas y amenazas contra funcionario público.

Hechos

La mañana del domingo 16 de febrero, se descubrió el doble asesinato al interior del predio marcado con el número 100-K de la calle 29 entre 16 y 18 del fraccionamiento Del Arco.

El caso fue turnado a la Policía Estatal de Investigación (PEI), que al realizar diversas pesquisas entre vecinos de esa calle, obtuvieron los videos de cámaras de vigilancia de casas aledañas al lugar.

En dichos videos se aprecia que un sujeto –quien fue identificado como hijo y nieto de las víctimas-, sale del inmueble en horas de la madrugada del domingo.

Por esa razón, este individuo fue localizado por los agentes de la PEI y turnado a la FGE para la integración de la carpeta de investigación y el deslinde de responsabilidades.