Zonas arqueológicas de Yucatán, sin mantenimiento por parte del INAH

Denuncian que las ciudades mayas no reciben mantenimiento y que los empleados, que pertenecen a grupos vulnerables, están en riesgo de morir por tener que laborar

|
Los vestigios arqueológicos permanecieron cerrados durante varios meses el año pasado. (Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yucatán.- Continúa en riesgo la operatividad de las zonas arqueológicas y museos a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Yucatán porque no existen recursos suficientes para garantizar la conservación y el mantenimiento de estos lugares, aseguró el Secretario General del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Cultura Sección Yucatán (Sndtsc), Daniel Enrique Vega Cepeda.

“Las zonas arqueológicas las puedes visitar hoy en día, pero podrán notar que les hacen falta mantenimiento... el museo de sitio de Dzibilchaltún es uno de ellos; sin embargo los compañeros hacen lo que pueden y lo que está en sus manos pero ya se están viendo afectados”, indicó.

Precisó que aunque algunas de estas ciudades prehispánicas están cerradas no se les están brindando el mantenimiento que requieren o el que debe ser; se está intentando controlar pero no se hace lo debido y necesario para que estas zonas se conserven en buen estado, lo que a largo tiempo podría, inclusive, salir aun más caro.

Trabajadores de las zonas arqueológicas, población de riesgo

El líder sindical aseguró que ahora la prioridad es no arriesgar al personal que labora en los sitios arqueológicos porque por la pandemia provocada por el Covid-19 son población de riesgo, vulnerables, pero aun así ellos están acudiendo a laborar.

“Se ponen en riesgo a los trabajadores, además se evidencia la falta de elementos de la plantilla laboral, situación que se está presentando porque no se están dotando del personal necesario estos sitios, es decir, que cerca de 30 personas se jubilaron y sus plazas laborales se quedaron en el olvido, entre la admisión y escalafón, por esa situación hace falta personal”, comentó.

Explicó que el 90 por ciento del personal que están activo actualmente es del grupo vulnerable, pues padecen hipertensión, diabetes y sobrepeso. “En este problema de salud dos compañeros fallecieron por Covid-19 y no se les pagó a los familiares alguna indemnización como establece la ley”, expuso.

Vega Cepeda afirmó que el 2020 fue un año difícil por la falta de turismo en las zonas arqueológicas, derivado por la pandemia, por lo que se arrojó un déficit de más de cien mil millones de pesos, ocasionando que los trabajadores pasaran por una complicada situación económica.

“Terminó el año pero el INAH ya tiene un déficit de más de mil 100 millones de pesos, situación que tendrá que enfrentar el instituto ahora en este 2021, el año pasado hubo una ampliación líquida derivado de estos episodios vivido y que hemos cerrado las zonas arqueológicas de manera escalonada, pero el problema sigue latente”, finalizó.

TAMBIÉN TE PODRÍAN INTERESAR:

Yucatán: Inundaciones de calles y el malecón de Progreso por paso de frente frío 26

Yucatán: Whatsapp compartirá tus datos personales con Facebook para crear publicidad, advierte INAI

Yucatán: Abusó de su cuñada menor de edad en Umán; estará 9 años en la cárcel

Cargando siguiente noticia