22 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Cenar antes de dormir puede ser mortal

Comer antes de dormir incrementa las posibilidades de sufrir un ataque al corazón. (marcianosmx.com)
Comer antes de dormir incrementa las posibilidades de sufrir un ataque al corazón. (marcianosmx.com)
Compartir en Facebook Cenar antes de dormir puede ser mortalCompartir en Twiiter Cenar antes de dormir puede ser mortal

Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- La rutina muchas veces impide planear una sana alimentación, pero si además eres de aquellas personas que se duermen mientras cenan y miran la televisión en la cama, te tenemos una mala noticia. 

Para muchas personas esta secuencia es una forma de relax y de combatir el estrés, pero para los médicos es un hábito que puede incluso ser mortal, advierte el portal web wtb-noticias.tumblr.com/.

También te puede interesar: La dieta vegana en niños es maltrato infantil: nutrióloga

Irse a dormir en las dos horas posteriores a la última comida del día puede dejar al cuerpo en un estado ‘de extrema alerta’, lo que significa que la presión arterial no descenderá de manera adecuada durante la noche, incrementando así el riesgo de sufrir algún tipo de accidente cerebrovascular en las siguientes horas.

Así lo defienden un grupo de investigadores de la universidad Dokuz Eylul de Turquía, quienes han estudiado los efectos de las cenas tardías sobre el cuerpo humano. 

En teoría, la presión arterial debería bajar un 10% mientras dormimos, pero aquellos que duermen con la comida todavía digiriéndose en sus estómagos no experimentaron esa bajada. Y en el 25% de los casos incluso subió, multiplicándose así las probabilidades de sufrir un ataque.

Se duerme con estrés

        Imagen: BBCMundo

Las cenas tardías son las responsables de una producción excesiva de la hormona del estrés, como la adrenalina, que además puede alterar el ritmo circadiano e impedir que se duerma o se descanse de manera adecuada. 

Además, si la cena contiene demasiada grasa o una excesiva cantidad de sal, la presión arterial aumentara de manera significativa.

Para la doctora Ebru Ozpelit, parte del grupo de investigadores responsables del trabajo, el hecho de que dispongamos de luz artificial hace que retrasemos sin problemas la hora de la cena y con ello la hora a la que nos vamos a la cama, alterando así el ciclo de comidas y de descanso que todos deberíamos respetar.

Dato alarmante

En Quintana Roo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende a 34 mil 863 derechohabientes con hipertensión arterial y 25 mil 810 diabéticos, principales enfermedades crónico-degenerativas que, de no hacer trabajo de prevención, aumentarán, debido a que la población ya no será joven.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios