Salinidad concentrada "mata lentamente" al manglar

Al quedar este sector de humedal en medio del desarrollo turístico y urbano, no está en las condiciones naturales.
|
Un total de  200 hectáreas de humedales estén afectadas por los elevados grados de salinidad. (Foto de Contexto/Internet)
Un total de 200 hectáreas de humedales estén afectadas por los elevados grados de salinidad. (Foto de Contexto/Internet)

Itzel Chan/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La interrupción del flujo hidráulico que causa la carretera que conduce al Aeropuerto Internacional de Cancún, en la parte sur del polígono uno del Área de Protección de Flora y Fauna Manglares de Nichupté, ha originado que 200 hectáreas de humedales estén afectadas por los elevados grados de salinidad que se concentran, por lo tanto, se marchitan, mueren y la fauna emigra.

En los últimos cuatro años, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) ha estudiado el estado del área de manglares, de la parte norte de la zona hotelera; los resultados obtenidos giran en torno al daño total a causa de la carretera que conduce al aeropuerto, porque interrumpe el paso del agua.

No está en las condiciones naturales 

La bióloga Patricia Santos González, jefa del departamento Manglares de Nichupté, forma parte del equipo que realiza los análisis y ha identificado que, al quedar este sector de humedal en medio del desarrollo turístico y urbano, no está en las condiciones naturales.“Son grandes masas de agua que se mueven por debajo de los humedales las que han dejado de pasar de un lado al otro”, explica.

Tras 40 años de afectación, los daños cada vez son más severos; actualmente los investigadores de la Conanp califican el área como “ecosistema impactado y estresado”, porque la temperatura y la salinidad es mayor, debido a que el agua quedó aislada, mientras que se evapora y la sal concentra, lo que mata a las especies.

Descartan la reforestación 

Por el momento la reforestación es una opción descartada para la zona, puesto que al sembrarlas morirían por el escenario actual, “si llevamos semillas de manglar sería como llevarlas ‘al matadero’ porque la condiciones fisicoquímicas están modificadas”, dio a conocer.

Se pretende buscar una solución que, de ser aprobada, sería echada a andar este mismo año.