Quintana Roo refuerza medidas para combatir el dengue

El estado apenas reportó 12 casos el año pasado, contra 228 que se registraron en el 2020.

|
Dan recomendaciones en caso de tener síntomas de dengue. (Daniel Tejada/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

El año pasado, Quintana Roo cerró con los mejores números en el combate contra el dengue, ya que apenas 12 se reportaron, en tanto que 228 fueron anteriormente, dio a conocer el Sector Salud federal.

En el reporte anual que reveló la Secretaría de Salud, se precisó que solamente hubo tres casos de dengue con signos de alarma en la entidad, otros nueve considerados no graves y ninguno grave.

Mientras que en el año 2020 hasta cuatro de tipo grave se registraron, precisa el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave).

“Es una enfermedad producida por el virus dengue (DENV) perteneciente a la familia Flaviviridae, género Falvivirus, conformado por cuatro serotipos y que son transmitidos por la picadura de mosquitos hembras de las especies Aedes Aegypti y Albopictus”, de acuerdo con la información de la Secretaría de Salud federal.

De igual forma, establece que es una enfermedad en donde se encuentran tres factores importantes, que es el vector, el virus y un huésped que sea susceptible o que no se ha enfermado por este tipo viral.

“No hay cura específica para el dengue. El tratamiento se dirige al alivio de los síntomas: reposo, abundantes líquidos, paracetamol para el alivio de la fiebre y hospitalización para los casos graves. No se aconseja la automedicación. Tampoco se aconseja el uso de aspirina debido al riesgo de sangrado y el riesgo de desarrollar Síndrome de Reye en niños menores de 12 años de edad”, destaca la Secretaría de Salud federal.

Explica que los síntomas suelen durar dos a siete días, y se caracterizan por fiebre, dolor característico en cabeza (detrás de los ojos), malestar generalizado, dolor en articulaciones, dolor en músculos, enrojecimiento en la piel, náusea, vómito y pérdida del apetito, y en casos graves sangrado por nariz o encías, o moretones en la piel.

En el caso de Chetumal, por ejemplo, es en las zonas cercanas a la vaguada donde hay mayor proliferación de mosquitos, por lo que se tiene que activar la termonebulización.

También te puede interesar:

Disminuye cantidad de moscos por paso de frentes fríos

Temor al COVID reduce los casos de dengue en el estado

Inicia campaña de prevención y control del dengue, zika y chikungunya

Cargando siguiente noticia