24 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Conjuran motín en el Cereso de Chetumal

Una negociación de los casi 300 reos amotinados, con la autoridad, para no segregar a su líder, dio por concluida la revuelta.

Policías estatales al momento de "asaltar" el penal. (Harold Alcocer/SIPSE)
Policías estatales al momento de "asaltar" el penal. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Conjuran motín en el Cereso de ChetumalCompartir en Twiiter Conjuran motín en el Cereso de Chetumal

Claudia Martín/SIPSE

CHETUMAL, Q.Roo.- Después de casi tres horas de amotinamiento, los casi 300 internos que se sumaron a la revuelta en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de esta ciudad, dieron por concluido el motín al acordar que el reo Heriberto Campos Martínez, detenido por narcotráfico, no sería segregado.

La toma del penal por parte de los internos inició poco después de las 16:30 horas y concluyó casi a las 19:30 horas. 

Aunque el procurador del Estado, Armando García Torres, negó que Armando Liogón Beltrán, Subsecretario de Ejecucución de Penas y Medidas de Seguridad de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública, hubiese estado en el presidio al momento de ocurrir el motín, fuentes al interior informaron que sí se estaba en ese lugar y que fue liberado después de negociar la no segregación de su líder.

El reporte final de heridos fue de cuatro reos, ninguno de ellos de gravedad.

La droga inició el conflicto 

Un presunto reporte de que se estaba introduciendo droga en el Cereso, dio como resultado la intervención de la policía estatal para intentar segregar a El Diablo, pero unos 300 reos impideron el acto que estaba por llevar a cabo la autoridad.

En el mismo instante que se amotinaban los internos, ocurría la visita familiar. Al estallar el conflicto, varios de ellos quedaron atrapados, y según internos, fueron usados como "escudos" por los reos inconformes, para recibir a los policías que ingresaron al penal para poner orden. Fueron liberados al terminar el motín.

La versión del boletín oficial

Un boletín de la Unidad del Vocero estableció que fue una "trifulca" entre reos, que ocurrió por un "malentendido" con el preso Heriberto Campos Martínez, quie fue retenido por supuesta posesión de droga, y después liberado al no encontrarle nada en una revisión. También maneja la versión de que Campos Martínez habría sido enviado al área de castigo del penal, y tras no encontrarle nada, los internos iniciaron los disturbios. 

El documento también informa que hubo tres policias heridos, sin gravedad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios