A punto de finalizar la reconstrucción de la Iglesia de San Agustín en Temozón

Esta obra del siglo XVIII se derrumbó por las lluvias en 2018; a través de la cobertura del seguro se destinó el recurso para su rescate

|
La intervención del edificio religioso es con criterios internacionales.
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yucatán.- El rescate de la iglesia de San Agustín, en la comisaría de Nahbalam, del municipio de Temozón, en el que se invirtieron cinco millones de pesos está casi concluido, solo le faltan algunos detalles, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Esta obra arquitectónica del siglo XVIII se derrumbó tras una serie de lluvias en el 2018, por lo que a través de la cobertura del seguro por el bien inmueble, propiedad de la nación y que está bajo la custodia de la Arquidiócesis de Yucatán, se destinó el recurso para su rescate del templo que inició el 17 de febrero del año pasado.

Cabe destacar que todos los bienes inmuebles propiedad de la nación están asegurados y que tras constatar la compañía aseguradora del impacto y el daño ocurrido en el edificio y cumplidos los peritajes y complementos jurídicos, se aplicó la cobertura.

La intervención del edificio religioso es con criterios internacionales, con el objeto de que en breve se devuelvan las características del inmueble histórico del siglo XVIII. Los trabajos a cargo del arquitecto Antonio Vega Rangel y con mano de obra local llevan poco más de un año.

Semanas previas al derrumbe el sacerdote había enviado mensajes a través de su cuenta de Facebook acerca de que el techo de bóveda de la parroquia tenía notorio deterioro por lo que se habían presentado fisuras por donde se filtraba el agua al interior de la iglesia.

La iglesia es de mampostería, cuenta con una nave, formada por muros laterales y por arcos sostenidos por pilares de cantería labrada, fue construida en 1720, es propiedad federal pero en resguardo de la Arquidiócesis de Yucatán. Se desplomó el 7 de octubre de 2018, tras una serie de fuertes lluvias que cayeron sobre la península de Yucatán, en especial en el Estado.

TAMBIÉN TE PODRÍAN INTERESAR:

Zonas arqueológicas de Yucatán, sin mantenimiento por parte del INAH

Yucatán: Anuncian nuevas tarifas para entrar a zonas arqueológicas del INAH

Yucatán: Más de mil 800 piezas arqueológicas encontró el INAH este 2020 en poblaciones mayas

Cargando siguiente noticia