Pandemia golpea a trabajadoras domésticas de México y Latinoamérica

La desventaja de las trabajadoras domésticas durante el confinamiento es que ellas no pueden hacer “home office”.

|
En la foto, las herramientas de aseo y un mandil colgado en lavadero de la Ciudad de México representa al 30% de trabajadoras domésticas que no pudieron laborar en el confinamiento.
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Frida Andrade

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante la pandemia, el trabajo doméstico remunerado es uno de los sectores más golpeados en la región de América Latina y el Caribe, en el cual la presencia de las mujeres destaca en más del 90 por ciento, refirió Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En el segundo trimestre de 2020, el empleo en el trabajo doméstico remunerado de México cayó 33.2 por ciento respecto al mismo periodo de 2019, informó Bárcena durante su participación en la "60° reunión de la mesa directiva de la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe".

Chile es el país con la mayor caída de empleo en este trabajo, al presentar una reducción de 46.3 por ciento, seguido de Costa Rica con el 45.5 por ciento.

"El trabajo doméstico remunerado es uno de los sectores más fuertemente afectados por la pérdida de empleo y la imposibilidad de teletrabajar. O sea, la economía del cuidado requiere ser presencial", destacó Bárcena.

En América Latina y el Caribe, el 76 por ciento de las mujeres que están en el trabajo doméstico remunerado no cuentan con seguridad social.

Durante 2019 había 13 millones de personas en trabajo doméstico remunerado en la región, de las cuales 91.5 por ciento eran mujeres.

"La actual organización de cuidados es injusta. Incluso antes de la pandemia las mujeres de la región ya dedicaban tres veces más de su tiempo a los cuidados que los hombres y la verdad es que las medidas de confinamiento, distanciamiento físico y cierre de los centros educativos y servicios han repercutido en la sobrecarga de trabajo no remunerado", detalló.

La secretaría ejecutiva de la Cepal comentó que la crisis de la Covid-19 ha puesto de manifiesto las causas estructurales de las desigualdades de género y la fuerte exposición que tienen las mujeres.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Primera reaparición de Trump como expresidente será en Florida

Entre misas y flores, Italia recuerda la primera muerte por COVID-19

Guatemala: revelan compra de pruebas falsas para detectar COVID

Cargando siguiente noticia