Pagan con la vida extraer ilegalmente combustible

En la entidad se ha logrado el decomiso de combustible y la clausura de los sitios irregulares, aunque también se han suscitado hechos lamentables

|
La extracción de combustible de forma ilegal es muy peligrosa. (Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yucatán.- En los últimos años se ha llevado a cabo un fuerte combate al “huachicoleo” en Yucatán, logrando el decomiso de combustible y la clausura de los sitios irregulares, aunque también se han suscitado hechos lamentables.

El 26 de septiembre del año pasado, durante los trabajos de clausura de una toma clandestina de combustible en Progreso, las autoridades localizaron el cadáver de una persona.

El hallazgo ocurrió dentro del predio de la calle 84 por 31, donde, gracias a una denuncia ciudadana derivada de un fuerte olor, fue hallada una toma clandestina sobre un ducto que atraviesa toda esa zona de Progreso de norte a sur.

Personal encargado de los trabajos de clausura del ducto comenzó con las excavaciones para localizar el ducto principal que pasa por la mitad de la calle 84 y así fue que hallaron el cuerpo de una persona que podría haber estado implicada en tales hechos delictivos.

El cadáver correspondería a un hombre de unos 40 años, que estaba enterrado boca abajo y que pudo haber sido víctima de un derrumbe durante el ilícito.

La zona fue resguardada. Tras ser levantado el cuerpo, se retomaron los trabajos de clausura al 100 por ciento de la toma y el ducto principal fue saneado para evitar riesgos a la población de toda el área por la volatilidad del producto.

En abril de 2020 fue cateado un predio en la calle 84 entre 25 y 27 del mismo puerto, tras haberse denunciado que existía una toma clandestina de combustible.

Además, el 3 de noviembre del año pasado, en un predio ubicado en el kilómetro 148 de la carretera Mérida-Campeche, el Ejército y la Marina aseguraron unos 45 contenedores, con unos 36 mil litros de combustible extraído de manera clandestina.

En el operativo contra el “huachicoleo”, en el que también participó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), de igual forma se aseguró bombas y mangueras sin que se localizara alguna toma clandestina. No hubo detenidos.

En julio de 2018 se registró otro hecho funesto, la explosión en un ducto de Pemex de la Mérida-Progreso, cuando un presunto grupo de “huachicoleros” extraía combustible. El incidente dejó una víctima mortal, debido que recibió directamente el flamazo cuando perforaba la tubería.

TAMBIÉN TE PODRÍAN INTERESAR:

Catean casa en Progreso por 'huachicol'

Realizan operativo en Progreso contra cargamentos de 'huachicol'

Yucatán: Reporte de fuerte olor a gasolina ayuda a localizar toma clandestina de combustible en Progreso

Cargando siguiente noticia