15 de Octubre de 2018

Quintana Roo

"Cambiaron los apodos por agredirse con navajas": prefecto

José Jaime Vite Velazquez, quien trabaja en una secundaria, asegura que la evolución de la violencia en sus 20 años de labor es notable.

Antes los padres tenían más control sobre los estudiantes, y las madres se involucraban más en el historial de conducta de los menores, explicó un prefecto. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Antes los padres tenían más control sobre los estudiantes, y las madres se involucraban más en el historial de conducta de los menores, explicó un prefecto. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook "Cambiaron los apodos por agredirse con navajas": prefecto Compartir en Twiiter "Cambiaron los apodos por agredirse con navajas": prefecto

Alejandra Galicia/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- De las burlas inofensivas pasaron a los golpes, incluso las jovencitas aprendieron a agredirse, las redes sociales han ayudado al cambio que ahora es conocido como bullying.

Para José Jaime Vite Velazquez, prefecto de la Secundaria Técnica Número 11,  Moisés Sáenz Garza, la transformación de la violencia en sus 20 años de labor es notable, ya que antes no lo conocía como bullying, sólo eran simples burlas entre estudiantes que no terminaban en violencia.

Evolución de la violencia en 20 años 

“Cambiaron los apodos y la escondida de la mochila, para robarse el celular y agredirse con navajas, piedras o ladrillos, las mujeres empezaron con el circuito de violencia y con el consumo de drogas dentro del plantel”, comentó.

Asegura que antes los padres tenían más control sobre los estudiantes, y las madres se involucraban más en el historial de conducta y académica del hijo, a lo largo de los años ha visto que los adolescentes acuden solos, inclusive cuando tienen problemas de conducta.

Un reporte ya no los asusta 

Explicó que los prefectos cumplen la función de reforzar valores como respetar a los adultos, responsabilidad y honestidad que deben traer desde casa, y sólo deben verificar el cumplimiento de reglas y normas de conducta; actualmente su trabajo se dificulta, debido a que al aplicar un correctivo son acusados por los estudiantes de acoso.

Denotan rebeldía en su forma de hablar y vestir 

Comentó que hace 10 años, el hecho de informarle al alumno que tendría un reporte y que su padre debería venir lo asustaba y obligaba a mostrar una mejor conducta, actualmente, el mismo reporte es causa de chiste, porque sabe que su padre no vendrá por falta de tiempo.

La característica de quienes aplican el bullying a sus compañeros son aquellos jóvenes que se expresan en casa, la calle y escuela con groserías, su personalidad es impulsiva y agresiva, confronta a las autoridades y no acepta la responsabilidad de los actos violentos que comete, además, la vestimenta demuestra rebeldía, en el peinado y aplicación de uniforme.

Dio a conocer que otro de los problemas que enfrentan es que ya no tienen permitido, por órdenes de la Secretaría de Educación Pública (SEP), revisar las mochilas de los estudiantes sin autorización de los padres.

En la secundaria técnica número 11, durante el primer cuatrimestre de este año han prevenido 40 actos de bullying en el interior del plantel, gracias a la intervención de los prefectos y maestros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios