24 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Toma fuerza el fraude en tiempos compartidos

Este delito es más recurrente en Cancún y Riviera Maya.

En estos destinos se han detectado al menos dos grupos que ofrecen sus servicios en Internet en páginas que un día existen y al otro no. (Foto de Contexto/crhoy.com)
En estos destinos se han detectado al menos dos grupos que ofrecen sus servicios en Internet en páginas que un día existen y al otro no. (Foto de Contexto/crhoy.com)
Compartir en Facebook Toma fuerza el <em>fraude</em> en tiempos compartidosCompartir en Twiiter Toma fuerza el <em>fraude</em> en tiempos compartidos

Agencias
CANCÚN, Q. Roo.- La Asociación Mexicana de Desarrolladores Turísticos reconoce que alrededor de 20% de los clientes que han adquirido uno de los 176 mil tiempos compartidos en alguno de los desarrollos hoteleros de México está insatisfecho debido a la falta de cumplimiento de los contratos por parte de las empresas responsable, publicó El Economista. 

Además, en los últimos años se han registrado decenas de casos en que los compradores son víctimas de fraudes en los que ni siquiera existe el desarrollo hotelero o inmobiliario en el que adquirieron un tiempo compartido.

Delito más recurrente en destinos de Quintana Roo 

Aunque el problema no es privativo de un estado de la república, sí tiene mayor recurrencia en destinos como Cancún o la Riviera Maya, que concentran más de 65% de la oferta de tiempos compartidos no sólo de México sino de Latinoamérica.

Manuel Martínez Martínez, es director de proyecto de la empresa de multiservicios Traveltimemx (una de las decenas de firmas que ofrecen servicios de asesoría legal especializada en tiempos compartidos). Refiere que entre 2008 y 2012 Traveltimemx ha cancelado poco más de dos mil 100 contratos o membresías, todas por “incumplimiento” debido a las bondades ofrecidas verbalmente por el vendedor y que no estaban plasmadas en el contrato.

“Generalmente la gente habla diciendo: ‘quiero cancelar porque me engañaron’. A la hora de revisar el contrato resulta que las promesas que el cliente dice haber recibido de parte del vendedor no están estipuladas en ninguna parte, y eso complica todo porque no se puede reclamar algo que legalmente no está asentado en el contrato”.

El dinero desembolsado no regresa 

Para cuando el quejoso llega a esta instancia de asesoría ya ha desembolsado al menos 25% del costo total de la membresía que, según datos de la Acluvaq, en promedio tiene un valor de 17 mil dólares más mantenimiento del inmueble.

“Por desgracia, en ninguno de los casos se logra recuperar el dinero”, aseguró. 

El éxito de las asesorías y juicios radica en la anulación del contrato y la eliminación de las obligaciones futuras, es decir, aunque el dinero desembolsado ya no lo recupera se evitan liquidar el total de la membresía.

Ofertan inmuebles fantasmas 

La Acluvaq reconoce que está creciendo cierta modalidad de fraude en tiempos compartidos. Se trata de falsas compañías que rentan un restaurante o un salón, enganchan a cierto número de incautos bajo promesa de cenas de regalo sin compromiso de compra.

Una vez allí, ofrecen tiempos compartidos a precios muy atractivos. Cuando logran la transacción y llega la hora de que la víctima quiera hacer uso de la propiedad vacacional, caen en cuenta que el inmueble nunca existió.

Míriam Cortés, presidenta ejecutiva de Acluvaq, explica que en Cancún y la Riviera Maya han podido detectar al menos dos grupos que ofrecen sus servicios en Internet en páginas que un día se pueden consultar y en la siguiente semana ya no existen.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios