25 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Uno de cada cuatro sufre algún trastorno neuropsiquiátrico

Los factores que detonan este padecimiento son el exceso de trabajo, llevar a casa actividades laboralesm y tener sueños relacionados con el trabajo.

Especialistas aconsejan canalizar el estrés en actividades como el ejercicio o meditación. (Foto de Contexto/Internet)
Especialistas aconsejan canalizar el estrés en actividades como el ejercicio o meditación. (Foto de Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Uno de cada cuatro sufre algún trastorno neuropsiquiátrico Compartir en Twiiter Uno de cada cuatro sufre algún trastorno neuropsiquiátrico

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Karen Martínez Godínez sufrió una crisis de ansiedad y estuvo a punto de presentar parálisis facial provocados por el estrés laboral, como ella, uno de cada cuatro padece algún trastorno neuropsiquiátrico.

La dedicación y entrega a las actividades de su trabajo hicieron que poco a poco perdiera la noción del tiempo, a partir de que llegaba a la oficina, casi siempre antes de las 9 horas, y concluía sus actividades después de las 23.

Soñaba con el trabajo 

Después de esa rutina por más de un año, su cuerpo tomó cartas en el asunto ante las pocas horas de sueño. Primero llegó una crisis de ansiedad. El estrés sobrepasó los límites hasta el punto de soñar con su trabajo, la despertaba la preocupación de las actividades que debía realizar al día siguiente. Tiempo después, durante su estancia en la oficina, sintió un leve adormecimiento en su rostro, tensión en el cuello y sensación de fatiga.   

Jesús Arturo Hernández Valencia, coordinador de Prevención y Atenciones Médicas de la Delegación Estatal de Quintana Roo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), comentó que los factores que inciden en que se presente crisis de estrés, síndrome de burnout, ansiedad y depresión, son: el exceso de trabajo, llevar a casa actividades laborales, tener sueños relacionados con el trabajo, realizar turnos prolongados, rolar turnos y problemas laborales, entre otros.

Comentó que hay pacientes que al entrevistarlos para su historial clínico, llegan desesperados por el tiempo que perderán en la revisión, y coinciden en que no tienen “tiempo” ni para una dieta adecuada, o realizar ejercicio, debido a sus actividades laborales.

Los indicadores ante posibles riesgos son la carga de trabajo y demandas psicofísicas elevadas, el acoso laboral y pobre recompensa; sus efectos colaterales inmediatos son:
1.-  Deterioro en la salud.
2.-  Presenta fatiga crónica.
3.-  Ansiedad.
4.-  Depresión.
5.-  Reacción leve de pánico.
6.-  Angustia.
7.-  Bajo rendimiento laboral.
8.-  Alteraciones en el ciclo del sueño.
9.-  Problemas digestivos y tensión muscular.

Hernández Valencia explicó que dichos pacientes se sienten derrotados, incompetentes y es común ver que se incremente el tabaquismo, consumo de bebidas alcohólicas y trastornos de conducta alimenticia.

Es importante canalizar el estrés 

La psicoterapeuta Paula Carrizosa Martínez, habló de la importancia de canalizar el estrés en actividades como ejercicio o meditación, y fomentar en las empresas empatía con sus trabajadores.

Es necesario que las empresas realicen acciones preventivas, para eliminar o minimizar en su personal, las fuentes posibles de estrés que puedan desencadenar problemas mayores en la salud.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios