19 de Noviembre de 2018

Cancún

Torre de control es un símbolo de identidad de los cancunenses

El proyecto coincidió con el aniversario de la ciudad en el año 2000.

Evocando esos años felices, Ramos Hernández le propuso  construir una réplica de la vieja torre de control. (Foto: Jesús Tijerina)
Evocando esos años felices, Ramos Hernández le propuso construir una réplica de la vieja torre de control. (Foto: Jesús Tijerina)
Compartir en Facebook Torre de control es un símbolo de identidad de los cancunensesCompartir en Twiiter Torre de control es un símbolo de identidad de los cancunenses

Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La réplica de la Torre de Control del Aeropuerto de Cancún ubicada en la confluencia de las avenidas Rodrigo Gómez (Kabah), Tulum, Luis Donaldo Colosio y Bonampak, es considerado el símbolo de Cancún como valioso elemento de identidad de los cancunenses.

En el último trimestre de 1971, Cancún requería de una torre de control aéreo y los designados para su construcción fueron los arquitectos Agustín y Enrique Landa Verdugo, quienes utilizaron materiales de la región, la madera fue de árboles de Nacax y Chicozapote, así como palma chit.

Los materiales naturales propios de la región se sustituyeron, los solicitados por la oficina central el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) antes Infratur: acero, concreto y lámina galvanizada.

También te puede interesar: Aeropuerto de Chichén Itzá atraerá turistas a Q. Roo

Por lo que en mayo de 2003 el Cabildo de Benito Juárez publicó el punto de acuerdo en el que señalaba que la antigua torre del aeropuerto contenía numerosos elementos de la identidad de Cancún, como un entorno selvático en sus materiales de construcción; la sabiduría de las construcciones de la cultura Maya en su estructura; elemento relevante en la fundación del destino más próspero de México; su diseño acorde al plan maestro de Cancún en su funcionamiento; el espíritu de los pioneros hoy la historia, por cuanto también habla de la hospitalidad de la ciudad, por todo ello fue declarado Símbolo de la ciudad de Cancún.

Durante la administración de Magaly Achach de Ayuso (1999-2002), Alejandro Ramos Hernández, tenía un programa en Radio Cultural Ayuntamiento Benito Juárez, donde abordaba temas de la creación de Cancún, al hijo de pioneros, tuvo el privilegio de disfrutar de todo el esplendor de belleza natural del destino, y tener como área de juego el viejo aeropuerto de la ciudad.

Evocando esos años felices, Ramos Hernández le propuso a Fernando Martí Brito, cronista de la ciudad, construir una réplica de la vieja torre de control como símbolo de los orígenes de Cancún, y que fuera igual a la del libro “Fantasía de Banqueros”, esa propuesta fue hecha al constructor Manuel “Chino” Castro quien había sido parte de la rehabilitación de la aeropista.

(Foto: Jesús Tijerina)

La propuesta llegó al escritorio de Magaly Achach de Ayuso, ex alcaldesa de Benito Juárez, en la que Castro se había ofrecido a construirla sin costo algunos, sólo requería los materiales, pero la estructura debía de ser de acero para que no cediera a los vientos huracanados.

La idea fue del agrado de la presidenta municipal quien al siguiente día de recibir el proyecto se fue a recorrer la ciudad con Martí Brito y el regidor Alejandro Góngora, entre los sitios visitados estuvo la glorieta de las avenidas José López Portillo con Rodrigo Gómez (Kabah), que ya tenía los Pilares de la construcción, monumento en honor a los trabajadores de la construcción, y como esa obra no era del agrado de Achach de Ayuso.

Sin embargo, por lo que la torre representa en la creación, fundación y operación de Cancún, el sitio ideal fue lo que era la glorieta en media luna en la avenida Colosio con Tulum y Javier Rojo Gómez, que además en esta última había estado la aeropista, y sobre todo, quedaba en la entrada a Cancún a la vista de todos.

El proyecto coincidió con el aniversario de Cancún en el año 2000 y asistió a la inauguración el ex presidente de México Miguel de la Madrid Hurtado, Enríquez Savignac, entre otras personalidades estrechamente relacionadas con la creación de Cancún.

De esa forma durante un tiempo, la réplica de la torre de control estuvo en ese lugar y el jardín de la media luna está diseñado de tal forma que desde el aire parecía un sonar (ondas de sonido), estructura que resistió los vientos del huracán “Wilma” en 2005.

Tres años después vino la construcción del paso a desnivel y con ello el trabajo y símbolo de Cancún se perdió entre los escombros, porque Gabriel Mendicuti Loría, de acuerdo con Martí Brito, sin previo aviso desmanteló la torre, no tuvo la delicadeza de preservarla, para su reubicación.

El argumento de quien fuera secretario de Infraestructura y Transporte en Quintana Roo, sólo dijo que estaba por caerse sola.

La protesta ciudadana fue evidente y lograron que la torre se colocará en su mismo lugar, porque el ex alcalde Gregorio Sánchez Martínez, igual quería reubicarla en la salida a Mérida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios